Galletas de avena caseras, crujientes y muy fáciles ¡Receta paso a paso!

mayo 15, 2020

 
Cómo hacer galletas caseras de avena crujientes
Imagen de carácter ilustrativo


A mi me encantaba todo lo que era bollería y dulces industriales hasta hace un par de años que tomé la firme decisión de alimentarme mejor y llevar una vida más saludable.

Ahora disfruto de preparar dulces caseros para mis antojos y de esta manera sé exactamente que es lo que me estoy comiendo sin remordimientos.


Estas galletas de avena son muy fáciles de preparar y no tienen ningún factor técnico excepcional caído del cielo, todo lo contrario, todo hecho en casa. 

Quedan muy crujientes y tienen un sabor riquísimo sin excesos de azúcar, todo muy equilibrado para mantener la salud intacta. A mi me gusta mucho usar la canela para aromatizar mis recetas porque creo que le da un sabor muy rico pero si lo deseas puedes pasar de ella.


Ingredientes para la receta de galletas de avena caseras, crujientes y muy fáciles (una bandeja entera de horno, unas 16-20 galletas)

  • Un huevo grande.
  • 100 gramos de avena en hojuelas.
  • 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente para que esté blanda.
  • 50 gramos de harina de avena
  • 40 gramos de azúcar morena
  • Media cucharadita de levadura química o polvos de hornear.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • Media cucharadita de canela.

Preparación, cómo hacer galletas de avena caseras, crujientes y muy fáciles



  • Mezcla la mantequilla con la avena en hojuelas con la ayuda de una paleta de cocina o unas varillas procurando que la avena quede bien empapada de mantequilla.
  • En un tazón aparte añade el huevo, el azúcar y la sal y mezcla con un batidor globo hasta que obtengas un aspecto muy homogéneo. No lo batas, solo mezcla constantemente hasta obtener todo integrado. Aquí mismo agrega la canela si decidiste usarla e intégrala a la mezcla.
  • Ahora mezcla la harina con la levadura y agrégala lentamente y sigue removiendo con el globo. Finalmente agrega la avena en hojuelas con la mantequilla y une todo muy bien.
  • Una ves hagas esto, ya tendrás lista tu masa para galletas.
  • Tapa el tazón con papel film y guárdalo en la nevera por 30 minutos para que la masa se compacte y las galletas queden más ricas.
  • Pre calienta tu horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  • Coge trozos de masa con una cuchara o un sacabolas de helado y ponlos sobre papel vegetal con una separación de 3 centímetros para que cuando se expandan no se peguen.
  • Finalmente pon el papel vegetal sobre una rejilla de horno, y hornea las galletas durante unos 10 minutos, hasta que veas que se han dorado. A mi me han tardado exactamente 10 minutos pero a tu te pueden tardar un poco más o un poco menos.
  • Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan y queden crujientes.


Consejos

No pierdas de vistas tus galleticas, que no se vayan a dorar de más porque si se queman quedan con un sabor amargo nada agradable para el paladar. Los bordes deben quedar como los de las galletas de la foto ni muy muy ni tan tan. No te preocupes quedarán perfectamente cocidas y crujientes.

Te recomiendo que las guardes en un recipiente bien hermético y si es de vidrio mucho puesto que ayuda a conservar mejor la comida en general. No sabría decirte exactamente cuál es el tiempo máximo que debes guardarlas porque en casa nos duran demasiado y cada hacemos más galletas.

Espero te encante esta receta y que el crujir de estas galletas te convenzan de que comer dulces caseros saludables si es posible.
Galletitas

You Might Also Like

0 Comments